Después de la operación a la que tuvo que someterse por su accidente en bicicleta en noviembre, el artista quedó con un codo de titanio y es posible que no pueda tocar guitarra de nuevo.

El vocalista de U2 sufrió lesiones en la cuenca del ojo izquierdo, el omóplato y el codo izquierdo al estrellarse en su bicicleta en el Central Park en noviembre pasado. Después de horas de cirugía entró en un proceso de recuperación que, según comentó, ha sido más complicado de lo que se imaginó, y admitió que existe una posibilidad de que no pueda volver a tocar guitarra. Y aunque The Edge es el guitarrista prinicipal de U2, y la noticia no afecta gravemente a la agrupación, él admite que extrañará hacerlo, en especial en momentos de composición.

Mis compañeros de banda me han recordado que ni ellos, ni la civilización occidental dependen de esto. Extrañaré mucho digitar los trastes de mi Irish falcon o de mi… Gretsch” – Bono.

La próxima gira de U2 comenzará en mayo.