La compañía cuenta con un laboratorio llamado “Kids Studio” en el que los hijos de los empleados sirven de testers de los nuevos productos.

Todo está pensado para garantizar la seguridad de los niños menores de 12 años en línea. Se trata de los mismos productos que ya conocemos (como YouTube,) pero con funcionalidades creadas para los pequeños.

La vicepresidenta de Ingeniería de Google comentó al USA Today acerca del proyecto, mencionó entre otras cosas, que la idea surgió gracias a los padres que trabajan en la compañía; ellos decidieron unirse para darle a los niños mejores y más divertidas experiencias con sus servicios, además de asegurar el consumo de los mismos ante los peligros más comunes en línea. De esta manera, los padres contarán con herramientas para vigilar el uso de los productos Google de sus hijos, y garantizar su libre desarrollo en línea como consumidores y prosumidores (o creadores de contenido.)

“Existe una motivación para cambiar nuestros productos y hacerlos más divertidos y seguros para los niños. Quizá este sea uno de mis mayores retos” – Pavni Diwanji al USA Today (Vicepresidente de Ingeniería de Google.)