Beyoncé originalmente iba a encabezar Coachella el año pasado, pero después de quedar embarazada de gemelos, se vio obligada a posponer su actuación como cabeza del cartel hasta la edición 2018 del festival.

Sin embargo, la espera prolongada valió la pena, ya que Beyoncé entregó un concierto memorable que incluyó una reunión de Destiny’s Child y apariciones de JAY-Z y Solange.

Otro momento memorable de la presentación fue cuando Jay Z se unió a su esposa.

Menú