Escuche el episodio

Descripción del episodio

El mundo tiene importantes capitales musicales; Chicago es una ciudad clave en la historia del blues, Tennesee en la del country, y el movimiento hippie nace en una esquina en San Francisco. Pero hay algo evidente que estas ciudades han transmitido en su música, el clima de cada una de ellas que casi se puede respirar a través de sus artistas, pero cuando usted no vive en California, Miami, o Ibiza, su música es diferente.

En este podcast revisamos las razones por las que capitales frías cómo Manchester, y Seattle han producido algunos de los movimientos musicales más importantes del mundo.

Suscríbase

APPLE PODCAST SPREAKERRSS

La importancia del frío en la música

Con entrevistas a Kevin Martin, cantante de Candlebox, Bernard Sumner de New Order y Mark Yarm, biógrafo del movimiento de Seattle, nos acercamos a entender el efecto del clima en el proceso creativo, ya que aparte de convertirse la música en una de las pocas opciones de los jóvenes al no poder salir a hacer deporte o jugar en la calle por las pésimas circunstancias climáticas, también hay un sentimiento de comunidad que se genera, y este es clave el desarrollo de un movimiento, que es lo que se vivió tanto en Manchester, cómo en Seattle.

“Lo único que tienes para hacer en una ciudad si está lloviendo es sentarte ensayar y escribir, por que no sales a fumar en la lluvia…tal vez es como si una persona viera luz en todo, incluso en los días mas lluviosos y encuentra una forma de expresar esa emoción en canciones” cuenta Kevin Martin de Seattle, la ciudad de Nirvana, Soundgarden y Alice in chains. Este mismo sentimiento comparte Bernard Sumner quién nos cuenta que “Manchester es gris, industrial, no pasa nada, y eso te impulsa a ser creativo, porque no hay opciones”.

Estos son tan solo dos casos de ciudades frías y lluviosas, que de alguna forma generaron una enorme comunidad musical, siendo sobre todo el término -comunidad- un elemento clave.

No se pierda esta historia en nuestro podcast.