Por: Angie War.

La nueva polémica por violaciones a la privacidad está a cargo de Apple esta vez, pues medios internacionales como “The Guardian” denunciaban que las conversaciones y audios de los usuarios estaban siendo escuchados por los contratistas.

Le puede interesar: Facebook sí espiaba audios en Messenger.

Apple no se había pronunciado, hasta este 28 de agosto cuando admitió que sus empleados escuchaban los comandos que los usuarios le dan a su asistente de voz Siri, argumentando que esta práctica ya se había suspendido desde principios de agosto.

“Sabemos que los clientes han estado preocupados por los informes recientes de personas que escuchan grabaciones de audio Siri como parte de nuestro proceso de evaluación de calidad Siri”, dijo Apple en la publicación. “Como resultado de nuestra revisión, nos damos cuenta de que no hemos estado cumpliendo plenamente con nuestros altos ideales, y por eso nos disculpamos”.

Los cambios de Apple:

Tras la polémica, Apple confirmó las nuevas medidas de seguridad de Apple y Siri, entre ellas: 

  • No más grabaciones: Apple no conservará las grabaciones de audio de las interacciones con Siri.
  • Ayuda voluntaria: Apple le permitirá a los usuarios activar de forma voluntaria la opción de ayudar a mejorar Siri mediante el aprendizaje a partir de muestras de audio de sus peticiones.

“Apple tiene el compromiso de poner al cliente en el centro de todo lo que hacemos, lo que incluye proteger su privacidad. Creamos Siri para ayudarles a hacer tareas de forma más rápida y sencilla sin comprometer su derecho a la privacidad. Estamos muy agradecidos a nuestros usuarios por su pasión por Siri y por impulsarnos a mejorar de forma constante”.