El cierre parcial que Donald Trump ordenó del gobierno de los Estados Unidos se acerca al final de su primer mes; ante la situación que pasan estos empleados del gobierno, el dueño del JBJ Soul Kitchen en New Jersey, Jon Bon Jovi, ha comunicado que cualquier empleado federal puede ir por un almuerzo sin pagar nada.

“Desde que fundamos Soul Kitchen, queríamos asegurarnos de que todos los que luchan contra la inseguridad alimentaria tuvieran un lugar donde ir”, dijo junto a su esposa en un comunicado, a través de NBC Filadelfia. “Desde el lunes, abriremos para el almuerzo como una manera de crear un lugar de apoyo y recursos para los trabajadores federales desposeídos, muchos de los cuales son nuestros amigos y vecinos “.

JBJ Soul Kitchen no es un restaurante cualquiera: Tras su fundación en el 2011 anuncia que una comida (almuerzo o cena) puede costar 20 dólares, pero según su website, igual sirven la comida incluso si el comensal no tiene el dinero para pagar la donación, que usualmente se dirige hacia el centro comunitario del que hace parte Jon Bon Jovi.