Aquí una lista con los integrantes más famosos del club de los 27, ese club al que nadie quería pertenecer, excepto Cobain.

Dé play acá para escuchar este artículo:

El “ Club de los 27”  se ha convertido en una de las coincidencias más dolorosas y trágicas de la historia del rock & roll,  y si se puede decir, de la historia de la música en general. El fatídico término empezó a usarse oficialmente tras la muerte de Kurt Cobain en 1994 con la trágica conexión de la edad de su muerte con la de Jim Morrison, Janis Joplin, Brian Jones y Jimi Hendrix, pero ya empezaba a sonar a inicios de la década de 1970 cuando la muerte de estos últimos se dio en solo dos años el uno del otro. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by La X Más Música (@laxmasmusica) on

Las muertes de los integrantes del ‘Club de los 27’, aunque evidentemente han estado marcadas por la desgracia de morir a muy temprana edad, a menudo añaden otro ingrediente que las hace más dramáticas aún: sobredosis de drogas o alcohol, asesinatos y suicidios. 

Aquí una lista con los integrantes más famosos del club de los 27, ese club al que nadie quería pertenecer, ese club que se llevó a grandes talentos, demasiado jovenes:

Kurt Cobain:

Esta lista no podía empezar con otra persona. Si bien no es ni el primero ni el último en entrar al club, tampoco el más talentoso o más famoso, sí es una de las muertes más sonadas de toda la industria musical. Kurt tenía 27 años cuando el 5 de abril de 1994, tras inyectarse una elevada dosis de heroína, decidió pegarse un tiro, dejando atrás a su esposa, Courtney Love, a su hija de 20 meses, Frances Bean, a su banda Nirvana, y a miles de fans en todo el planeta. 



Kurt dejó tras su muerte una dolorosa carta de despedida que su hermana, años después, confirmó en el libro “Heavier Than Heaven, había planeado desde niño cuando hablaba de que quería formar parte del Club de los 27’. ¿Sueño cumplido? No lo sabremos, pero sin duda el fin de una vida sumamente talentosa y extremadamente atormentada.

Jim Morrison:

El mítico grupo The Doors se quedó sin voz con la muerte a los 27 años, el 3 de julio de 1971, de Jim Morrison, su vocalista, quien solía improvisar poemas en el escenario y fue encontrado muerto en la bañera de su apartamento de París el 3 de julio de 1971. Tras su muerte no se hizo una autopsia porque el médico que llegó a atenderlo aseguró que “no había nada sospechoso en la casa” y que la causa de la muerte había sido un fallo cardiaco. Cincuenta años después su muerte sigue generando todo tipo de teorías, entre ellas una de Sam Bernett, periodista y gerente del club Rock and Roll Circus, que dice que en verdad falleció por una sobredosis de heroína. Otra teoría reciente es la de Marianne Faithfull, que en una entrevista con Mojo Magazine dijo que a Morrison lo asesinó Jean de Breiteuil,  “dealer de las estrellas”, con una última dosis letal.

Amy Winehouse:

Amy, nacida en Londres el 14 de septiembre de 1983 apareció muerta en su domicilio de la capital inglesa. La talentosa y extravagante cantante y compositora británica de soul rock disfrutó de una breve pero exitosa carrera, pero también sufrió problemas con el alcohol y las drogas. De hecho su muerte se dio por una sobredosis de alcohol. El límite del cerebro para tolerar el alcohol en sangre es de 3,5 gramos y ella tenía 4,16. “Sé cantar”, fueron sus últimas palabras.



Jimi Hendrix: 

Considerado uno de los más grandes guitarristas de la historia de la música, Jimi murió en septiembre de 1970 ahogado en su propio vómito, según el informe de su autopsia. Sin embargo, en el libro Rock Roady, de James Wright (técnico de sonido del guitarrista Jimi Hendrix), se cuenta la teoría de un asesinato. Según Wright, Mike Jeffery, manager de Hendrix, le había confesado, en una noche de tragos, que Hendrix había sido asesinado porque pretendía romper su contrato.



Janis Joplin: 

La primera gran estrella femenina del rock and roll fue la californiana Janis Joplin. Luego de alcanzar la fama y tras la muerte de Jimi Hendrix, la cantante comenzó a cuestionarse qué podría suceder si ella también muriera: “Me pregunto si yo muriera… ¿Qué pasaría? ¿Hablarían de mí tanto como de Jimi? ¡Ja, ja! No es un mal truco para hacerse publicidad, pero no creo que pudiera morir también en 1970. Eso disminuye mis posibilidades porque dos estrellas del rock no se pueden morir en el mismo año. Pero no se preocupen. No voy a morir el mismo año que Jimi Hendrix. ¡Soy mucho más famosa que él!”, le dijo la cantante a amigos cercanos.  

El cuerpo de Janis fue descubierto por uno de sus asistentes en un motel de Los Ángeles. Según el informe policial, murió de una sobredosis, pero Peggy Caserta, su antigua amante, declaró en la revista Vulture que su muerte se debió a un tropiezo, una mala caída. 

Brian Jones: 

Aunque muchos no lo sepan, él fue el fundador de los Rolling Stones, de hecho bautizó al grupo con este nombre gracias a una canción de Muddy Waters. Sin embargo, sus diferencias con Jagger y Richards hicieron que fuera despedido del grupo durante la grabación del disco “Let it bleed” el 10 de junio de 1969. Un mes más tarde, Jones fue hallado muerto flotando en su piscina. El informe forense detalló “muerte accidental” y la causa fue la “inmersión en el agua bajo la influencia del alcohol y drogas”. A su entierro, en un ataúd de bronce y plata pagado por Bob Dylan, no acudieron ni Richards, ni Jagger.

Robert Johnsons:

Fue uno de los talentos más famosos del Delta Blues, grabó canciones escalofriantes sobre los Hellhounds, el diablo y la desesperación general en medio de líneas de guitarra poderosas. Grabó 29 canciones entre 1936 y 1937 y murió en 1938 en circunstancias aún no esclarecidas, dado que tampoco hubo autopsia.  Su cuerpo está enterrado en una tumba sin nombre en Mississippi.


Le puede interesar: