Por: Angie War.

Un 24 de septiembre de 1991 Nirvana lanzaba “Nevermind”, su segundo álbum de estudio con el que ingresó a Billboard 200,  la lista de los más vendidos, (144) en su primera semana. Un año después (1992) “Nevermind” alcanzó el número vendiendo más de 30 millones de copias en todo el mundo. 

Por su parte, el sencillo principal del disco ‘Smells Like Teen Spirit’ fue lanzado el 10 de septiembre con la intención de construir una sólida base entre los seguidores del rock alternativo, mientras que con ‘Come As You Are’ buscaban tener una mayor atención de todo tipo de público. ¿La respuesta? Después de una gira por Estados Unidos “Nevermind” logró vender aproximadamente 250.000 copias.

La historia detrás de la portada de “Nevermind”

La portada del álbum muestra a un bebé buceando hacia un billete de un dólar que prende de un anzuelo en una piscina y, según Kurt Cobain, la idea llegó cuando veía un programa de televisión sobre nacimientos bajo el agua con Grohl. Cobain se lo mencionó al director artístico de la disquera por lo que entre cinco fotos la banda se quedó con la de un bebé de tres meses de edad llamado Spencer Elden, el hijo del amigo del fotógrafo, Rick Elden.

La contraportada del álbum tiene la fotografía de un mono de juguete frente a un collage creado por Cobain. El collage incluye fotos de carne cruda procedente de un anuncio de un supermercado, imágenes del Inferno de Dante y de vaginas enfermas pertenecientes a una colección de Cobain de fotos médicas.