El escándalo por la invasión de privacidad en redes sociales no para. En abril, el portal Bloomberg reveló que Amazon estaba usando personas como parte de la garantía de calidad de Alexa, la asistente personal de la compañía, haciendo que se escucharan audios de los usuarios. En julio el canal de noticias público VRT reveló que Google hizo el mismo “control de calidad”, escuchando audios de los usuarios, práctica que Google confirmó y abandonó días después.Y recientemente The Guardian reveló que Apple llevó a cabo la misma práctica.

Pues bien, ahora Facebook vuelve a estar en el ojo del huracán, esta vez porque Bloomberg confirmó que esta práctica también la hacía la compañía de Zuckerberg en su app de Messenger. De hecho, así lo reconocieron algunos trabajadores de Facebook.

Facebook respondió a la polémica en un comunicado a Europa Press diciendo que “Al igual que Apple y Google, hemos detenido la revisión de audios con humanos hace más de una semana”.

La red social de Zuckerberg también aclaró que solo se escucharon las conversaciones de los usuarios que habían seleccionado la opción de que sus audios fueran transcritos en Messenger y que estos no eran identificables, es decir, que se desconocía la identidad de la persona o personas que los habían enviado.