Kanye West hizo su servicio dominical en la prisión de Houston

El rapero Kanye West entró a la cárcel el pasado 15 de noviembre para llevar a su popular grupo, Sunday Service, en lo que Kanye llamó “una misión”. Durante la presentación West presentó las canciones de su más reciente álbum, “Jesus Is King” frente a más de 200 reos hombres.

West contó que aunque recientemente se encontró con la religión, siempre se sintió conectado con el cristianismo. “Era algo que tenía la sensación de que tenía que hacer, que Dios puso en mi corazón. Ahora, él continúa llevándome a nuevos niveles y llevándonos a nuevos niveles que no habíamos imaginado antes”. Además dijo que cuando fue hospitalizado por una crisis de salud mental fue cuando tomó la decisión de acercarse a “Dios y la iglesia”.

Al  terminar el show, West se dirigió a un túnel bajo tierra mediante el cual llegó a la cárcel de mujeres, en donde actuó ante una multitud un poco menor que la de la presentación previa.

El cantante de “Golddigger” estuvo también en dos servicios religiosos en la iglesia cristiana de Lakewood, fundada por el predicador Joel Osteen. Kanye West habló sobre cómo lo cambió el cristianismo en los momentos más oscuros de su vida, de su matrimonio con Kardashian, los siete hijos que quiere tener y hasta de sus finanzas.