En 1987 Bon Jovi llegó por segunda vez al N°1 de los sencillos en los Estados Unidos (listado Billboard).

“Livin’ on a prayer” hacía parte de ‘Slippery when wet’ se mantuvo durante 4 semanas en la primera posición, convirtiéndose en el segundo N°1 de la banda de New Jersey, otorgándoles triple platino en USA; el single es la canción más referenciada de Bon Jovi y acumula más de 540 millones de reproducciones en su canal oficial de Youtube.

El single ha sido la banda sonora de múltiples videojuegos y de varias películas; y aunque originalmente la banda dudó en incluirla en el álbum, Richie Sambora les convenció de grabar una nueva línea de bajo y de incluir el sonido del talk box, característico del riff del inicio.


La historia de Tommy y Gina, en torno a la cual gira la canción, se convirtió en un himno al working class hero americano, y fue referenciada por el artista años después en la letra de “It’s my life”.