La obra que Banksy instaló en una subasta y que fue triturada en vivo tras ser comprada el año pasado, será exhibida en un museo alemán. Aunque la pintura fue subastada bajo el nombre “Girl sith Balloon”, el verdadero nombre de la obra es “Love is in the Bin”, y contiene la imagen de una niña que sostenía un globo rojo en forma de corazón. Esta es la obra más popular del artista desde que la realizó en Londres sobre el puente de Waterloo, en el 2002.


El director del museo Henning Schaper dijo que quería evitar ser víctima de otra broma del artista y ver triturado el resto de la pintura mientras estuviera a su cargo.

“Abrimos el marco y encontramos la máquina trituradora, el espacio de las baterías, los cables y, para nuestra satisfacción, las baterías habían sido removidas y los cables cortados”, dijo Schaper después de que curadores con guantes blancos colgaran cuidadosamente la obra en su nuevo lugar.

El dueño, un coleccionista de arte europeo anónimo, acordó seguir adelante con la compra de la pintura, que el artista renombró oficialmente después de ser triturada, y ahora está a préstamo en el Frieder Burda Museum de Baden-Baden por un mes.