Pasaron cuatro años desde el lanzamiento de su disco homónimo (‘Jungle’, 2014) para que el colectivo inglés, muy cercano a la Nación X, publicara un nuevo LP, del que ya se conocían los sencillos “Beat 54” y “Casio”.

“For Ever” ha sido el producto de tours y situaciones emocionales trascendentales. Pasaron de grabar pistas en sus casas, a estar en un estudio en Los Angeles, descubrimientos sonoros en las ciudades por donde giraron y el rompimiento amoroso tanto de Josh Lloyd Watson como de Tom McFarland.

La presión que ellos se pusieron y la catarsis como ingrediente adicional, dieron forma 13 canciones contenidas en un álbum con un aire bastante setentero.