En julio de 1979 Sony lanzó el primer walkman de la historia, un reproductor musical que usaba cintas de cassette como soporte, marcando en ese entonces un hito en la historia de la tecnología y la música y marcando a toda una generación.

¿Lo nuevo? Aunque este aparato ya es muy obsoleto, una compañía quiere revivirlo dándole un nuevo giro. 

Se trata de la compañía NINM Lab, que presentó una campaña de Kickstarter de It’s OK, el primer reproductor de cassettes con Bluetooth, que busca ofrecer todo lo que hizo el Walkman en su tiempo, con la particularidad de que ahora se podrá escuchar el audio por medio de audífonos inalámbricos, pero manteniendo la forma tradicional para quienes quieran conectar audífonos gracias a la clásica entrada de 3.5 mm.

De acuerdo con la información, It’s OK cuesta $75 USD y estará disponible en colores rosa, blanco y azul marino.