Un 21 de mayo pero de 1983, David Robert Jones, más conocido como David Bowie, llegó al número uno de las listas de Billboard con “Let’s Dance”, una de las canciones más icónicas de su etapa ochentera y la que da nombre a su decimoquinto álbum de estudio del mismo año.

“Let’s Dance” logró que Bowie se acercara a un público más joven en esa época de la mano de Stevie Ray Vaughan en la guitarra y coros, Carmine Rojas en la batería, Mac Gollehon en la trompeta; Robert Aaron, Stan Harrison y Steve Elson en el saxofón.