Un 23 de julio, pero del 2011, Amy Jade Winehouse, más conocida como Amy Winehouse, fue encontrada muerta en su casa del norte de Londres a sus 27 años. Ese día en portavoz de la Policía Metropolitana confirmó que una mujer de 27 años había muerto en Camden y que la causa de la muerte aún no había sido explicada.

Luego, un 25 de octubre de 2011 se hizo público el resultado de la autopsia determinando que la muerte repentina fue la consecuencia no intencionada de la gran ingesta de alcohol por parte de la cantante. En su apartamento se encontraron tres botellas de vodka, y dentro de su cuerpo, la investigación forense, halló 416 mg de alcohol por decilitro de sangre (416 mg/dl).

Amy era sin duda un prodigio de la música por su increíble registro vocal. En el 2003 lanzó su álbum debut “Frank”, que fue fue nominado a los premios Mercury Prize. Su segundo álbum “Back to black” fue publicado en 2006 ganando cinco premios Grammy, entre ellos “Canción del año”, “Grabación del año” y “Mejor artista nueva”.