Eric Clapton cumplió 75 años. Y Alejandro Marín quiso recordarlo durante esta jornada de cuarentena con algunas de sus canciones, proyectos, influencias e influenciados.

Escuche aquí al último disc jockey con un programa especial dedicado a Eric Clapton:

En 1966 aparecieron, en varias zonas de Londres, paredes con la inscripción “Clapton is God”.  En aquellos años Eric Clapton comenzaba hasta ahora a consolidarse como uno de los grandes guitarristas de la historia de la música y por supuesto, no costaba trabajo imaginarse que se convertiría en el dios de la guitarra que es hoy en día.

 

 

Clapton is god

Con 75 años, Clapton es, sin duda alguna, una de las grandes figuras de la música y ha dejado huella en muchas generaciones. Fue llamado ‘SlowHand’ como un recuerdo de la cadencia bluesera que tanto ha marcado su estilo y es su guitarra uno de esos recuerdos que el siglo XXI dejará para la posteridad.

A Eric Clapton lo recordamos también por ser el único miembro vivo que queda de ‘Cream’, el power trío de rock nacido en Londres y del que también hacían parte Jack Bruce y Ginger Baker, quien falleció en el 2019.

Pero es quizás, la historia con George Harrison las que más peso han tenido en la figura de este músico que toca su guitarra desde los 13 años.

En 1968, cuando The Beatles, sin saberlo llegaba a su final, George Harrison invitó a su amigo Clapton a que tocara con ellos. La respuesta del músico se fijaría en los anales de la música como uno de los épicos momentos de ella: “Nadie toca con The Beatles” y aún así, en el medio de ‘While my guitar gently weeps’ se sienten las cuerdas tocadas por Clapton junto a la voz de su amigo Harrison.

 


Clapton usó la Gibson Les Paul que George Harrison usaba frecuentemente en las canciones de The Beatles e inmortalizó esta historia que luego se vería enmarañada por los vericuetos de una historia de amor triangular con Pattie Boyd, la esposa de Harrison.

Mucha música ha corrido por las cuerdas de la guitarra de Eric Clapton y son muchos los años que se llevarán como memoria su legado sonoro.